Los EXATEC Rodrigo Vargas Mier y Terán (LEM’07) y Eduardo Méndez Hassey (LEM’01) analizaron que en México la industria de alimentos y bebidas carecía de un servicio que asesorara a este sector de manera profesional, por lo que decidieron fundar la empresa de consultoría estratégica Mero Mole en la Ciudad de México en el 2014.

“Nos dimos cuenta que la industria de alimentos y bebidas en nuestro país en comparación con Estados Unidos está en pañales y esto nos motivó a convertirnos en agentes de cambio de la misma para lograr mayor profesionalización, crecimiento y sustentabilidad mediante servicios profesionales de consultoría estratégica”, dijo Vargas Mier y Terán.

El objetivo principal de Mero Mole es evolucionar la experiencia del consumidor para lograr mayor rentabilidad en centros de consumo de alimentos y bebidas.

Se enfocan en restaurantes (existentes como inexistentes) y en Foodie Markets® (centros gastronómicos y de entretenimiento). Siempre usan los mayores estándares de calidad y planeación para generar una experiencia que el consumidor quiera repetir y recomendar.
tectectec
En la empresa también colaboran otros EXATEC: Ana Regina Mitre Martínez (LCC’13) labora como experience design; Roberto Pérez Benítez (LAE’08) está en administración y finanzas; Andrea Rivas Osio (LAF’09) coordina el área de investigación y análisis, y Melissa Danae Velarde Alamilla (LDI’15) se encarga de manejar el área de conceptos.

Rodrigo señaló que han tenido un impacto positivo en la industria que manejan: “Creemos que hoy en día hemos generado un impacto positivo no solo porque estamos trabajando con algunas de las empresas más importantes del país, sino por qué cada mes que pasa el número de clientes que nos toca la puerta se incrementa considerablemente”.

En la actualidad, Mero Mole ha trabajado en más de 49 proyectos, de los cuales 35 han sido restaurantes tanto en México como en Estados Unidos y Europa, y el resto está compuesto por nueve Foodie Markets® y otros.

Vargas Mier y Terán recordó con cariño lo que le ha aportado el Tec de Monterrey en su vida profesional.

“El Tec me ayudó a estructurar mi mente y por ende mis planes profesionales. Me abrió los ojos a un mundo lleno de oportunidades siempre y cuando la creatividad y la tenacidad estuvieran en la ecuación”.

Échenle un ojo a la nota original.