¿Les ha pasado que mientras cenan en un restaurante, un foco les apunta directamente al ojo cual sniper? En la mayoría de los casos, los arquitectos y diseñadores se olvidan del rol que juega una buena iluminación en la experiencia de los invitados.

El efecto Inception:

La película El origen, habla de la posibilidad de plantar ideas en la mente de las personas a través del subconsciente. La iluminación del restaurante tiene un efecto similar en la mente de nuestros consumidores afectando de manera subliminal su percepción acerca del lugar. Una buena estrategia de luz puede: cambiarle el look a la comida, fomentar sentimientos o sensaciones de privacidad y crear contrastes entre diferentes áreas dentro del restaurante.luz123

El objetivo principal de la iluminación en este business es generar ambientes, personalmente considero a esta estrategia como uno de los pilares del interiorismo ya que si se sabe usar enaltece al lugar; si no, es muy fácil que el espacio se perciba monótono y plano” —Renata Prieto. La más salsa en Interiorismo.

¿Cómo y a qué hora?

Cuando hacemos arquitectura en centros de consumo hay que ser cuidadosos en diseñar para el día y para la noche, si no, corres el riesgo de que el restaurante se vea muy oscuro en la mañana o muy iluminado en horarios nocturnos.

El desayuno: a esta hora del día se necesita MUCHA luz, de preferencia natural, hay que recordar los hábitos mañaneros como la lectura de periódico o las juntas de chamba a tempranas horas.

La comida: es común el querer aprovechar la luz del día al máximo, sin embargo, si tu restaurante es Quick Service donde las transacciones rápidas son el core, una iluminación intensa te ayudará a incrementar la rotación en mesas en las horas pico del día.

En la cena: es básico utilizar iluminación cálida con el objetivo de generar ambientes que se presten para pláticas intensas de amor. ¡Arriba las manos!

Ya estuvo suave, con este nivel de competencia no podemos dar paso sin huarache, a la hora de diseñar su estrategia de iluminación, cada foco importa.

Por: Los Meros Meros.