La inmensa variedad de restaurantes que hay hoy en día, nos habla mucho del cambio en los hábitos de los consumidores en los últimos años. Antes prácticamente salías a comer de “lujo” o a “taquear”. En la actualidad parece haber un formato distinto para cada consumidor y por ende al querer abrir un restaurante puede haber demasiada confusión. ¿Profesor, me puede recordar la diferencia entre fine dining, casual dining, fast food, fast casual, fine casual, polished casual y grab ‘n go?

Para no hacernos muchas bolas, lo vamos a simplificar y dividir en dos categorías generales: Quick Service Restaurants (QSR) y Full Service Restaurants (FSR).3

QSR:

  • Pides en el área de caja y te entregan tu comida en el mostrador (fast food) o un runner te lleva la comida a la mesa (fast casual).
  • Cheque promedio entre $80 a $200.
  • Ticket time menor a 10 minutos.
  • Una o máximo dos transacciones por consumidor.
  • Tiempo de la experiencia de 30 a 60 minutos.
  • Ideal para heavy users semanales, áreas de familia y godinez.
  • Gastronomías sencillas y un menú limitado.
  • Comienza a haber venta de alcohol en algunos.

FSR:

  • Servicio de mesero en mesa (por eso es lo de full service).
  • Cheque promedio a partir de $250 (obvio hay de todo).
  • Varias transacciones por consumidor. Aquí es muy importante la estrategia de venta sugestiva para crecer ese cheque promedio.
  • Ticket time mayor a una hora.
  • Un heavy user va a ir una vez cada dos meses al restaurante.
  • Gastronomías con mayor número de insumos y un menú más demandante.
  • Mayor número de staff.
  • La venta de alcohol es importante.

¿Cómo decidir?

Empieza por tus fortalezas y planes a largo plazo (es más fácil crecer un QSR a nivel cadena que un FSR). El monto de la inversión es clave, si tienes poco cachete, pues necesitas un local más chico, lo malo es que eso compromete el número de sillas y aprieta el modelo de negocio. Piensa en el número de staff que estés dispuesto a contratar y el tipo de gente al que quieras servir… uy uy uy uy, nos podemos echar una biblia de esto.

Por eso lo más fácil es contratar a los profesionales. Guiño, guiño.

Por: Los Meros Meros.