¡Uyy!, joven, ¿qué cree?… ya se nos acabó. ¡PRO-HI-BI-DO! Que se termine un producto ofrecido en carta es un error común, pero no por eso deja de ser: garrafal, Y, ¿cómo le hacemos para combatir este mal? Aquí una herramienta infalible: el, ni más ni menos que P-MIX.

¿Qué es el famoso P-MIX?

Es un reporte utilizado para medir la rentabilidad y popularidad de todos y cada uno de los productos que vende un restaurante.

Para empezar, se tiene que hacer un listado de los platillos que se venden para saber de cuáles generan la mayor y menor parte de los ingresos.

Dentro de tu listado, existen cuatro diferentes tipos de productos:foto1

  1. Héroes: los productos estrella o más bien los que se venden solitos.
  2. Populares: los que se venden bien en general.
  3. Incógnita: los que dejan mucho por costo bajo pero no se venden tan seguido.
  4. Outsiders: los que no son ni populares, no dejan nada de lana y nadie los extrañaría si se van.

Un buen P-MIX ayudará a eliminar los platos menos populares ahorrando así costos innecesarios, también te darás cuenta de cuáles son los productos más rentables y así podrás a través de la venta sugestiva, y con la ayuda de tu staff, empujar ciertos platillos.

El uso del P-Mix te ayudará a tener un buen control y manejo de inventario previendo situaciones incómodas como las que mencionábamos al inicio del artículo: nunca te deben de faltar insumos y mucho menos de productos estrella.

En Mero Mole recomendamos hacer un análisis de productos o P-MIX, como mínimo una vez al mes llevando a cabo cambios estratégicos en la planeación del menú que se verán reflejados en la utilidad de tu bisne.

El mundo restaurantero está formado por dos partes: artística y científica. La primera que es la del gutfeel y la segunda que está basada en lo racional. En México, 7 de 10 restaurantes cierran antes de los primeros cuatro años de operación, muchos de ellos por descuidar la parte científica del negocio, si vas a hacer las cosas: hazlas bien.

Por: Los Meros Meros